O dumping social centrou as Xornadas Técnicas de Nortrans

29 de Xuño de 2015

O Salón do Transporte e a Loxística Nortrans pechou a súa décima edición o pasado sábado en Ourense cumprindo o obxectivo de consolidarse como punto de encontro dos profesionais do transporte do noroeste peninsular, incrementándose de xeito substancial en relación á edición anterior de 2013 tanto o número de visitantes como de expositores (este último nun 11%).

Destacou de xeito notable o principal tema abordado nas Xornadas Técnicas do salón: o “dumping social” consecuencia da deslocalización fraudulenta de empresas de transporte en países onde os custos sociolaborais son moito máis baixos cós nosos, particularmente nos países da Europa do Leste de entrada recente na Unión Europea, asunto tristemente de plena actualidade no transporte galego.

Así, a mesa redonda organizada por APETAMCOR na que tomaron parte Manuel Núñez (Presidente da cooperativa CTL), Socorro Pérez (transportista de Coca-Cola), Fernando Teijeiro (Presidente de Fetram) e na que destacou a presenza do Secretario Xeral e mais do Presidente de Fenadismer, Juan José Gil e Julio Villaescusa, respectivamente, puido debater este tema en profundidade.

As conclusións obtidas do debate foron:

  1. Estamos ante o principal problema presente e futuro ao que se enfronta o sector. Un problema que pon en perigo no medio e longo prazo a mesma permanencia do tecido empresarial de transporte de mercadorías tal como o coñecementos.
  2. O Ministerio de Emprego debe mollarse nesta cuestión como xa se mollaron outros gobernos europeos como Alemania e Francia, por tanto desde as asociacións traballarase a prol de que así sexa.
  3. Cómpre defendermos nas instancias europeas os cambios lexislativos necesarios conducentes a unha harmonización das condicións sociolaborais dos condutores profesionais que realizan transporte internacional por estrada.

 

Polo seu interese, a continuación reproducimos integramente a intervención da transportista Socorro Pérez na mesa redonda:

Permítanme que comience mi intervención retrotrayéndome en el tiempo y haga referencia a una fecha, un 22 de julio de 1965, día en el que mi padre, Arturo Pérez, comienza su andadura profesional transportando los productos que comercializaba la Compañía Bebidas Gaseosas del Noroeste desde la sede en A Coruña, a sus delegaciones sitas en las grandes ciudades de la Comunidad Autónoma; y lo hacía, con un camión Pegaso de dos ejes, con capacidad no superior a ocho toneladas, cuyas operaciones de carga y descarga, por supuesto eran manuales, por no hablar de la odisea de realizarlo, todo, en un mismo día, cuando en el mejor de los casos, en ausencia de averías e inclemencias del tiempo, el viaje de Ourense a Coruña suponía más de seis horas de conducción.

El objeto de debate que me trae aquí no es analizar el proceso evolutivo, de sobra conocido en el sector del transporte, si bien es cierto, que durante estos cincuenta años, hemos encarado (cargador y transportista) múltiples y dispares transformaciones, no solo en medios tecnológicos, infraestructuras, operativa industrial, volúmenes, referencias, sino también en materia de cumplimiento legislativo en transportes, laboral, seguridad social, prevención de riesgos laborales, etc, etc, que no hacen más, que afianzarnos en el pleno conocimiento de nuestro trabajo, que a día de hoy seguimos desempeñando, y con plena satisfacción para Coca Cola Iberian Partners, embotellador único de las marcas de The Coca Cola Company para Portugal, España y Andorra.

En la actualidad, tras la reciente integración de todas las embotelladoras españolas, surge la necesidad para el cargador, de reestructurar el sistema y procedimiento de transporte de los productos de la marca, mediante la integración y centralización de la gestión, a través de un único operador, motivo por el que se nos comunica, a comienzos de este año y, a todo el colectivo de pequeñas y medianas empresas de transportes que operan en la zona noroeste, la necesidad de concentrar los servicios externos de transporte.

La idea no era bienvenida por nadie del grupo de transportistas, nuestro recelo era generalizado, pero sabíamos que este sistema ya se había implantado en Cataluña, Andalucía, Valencia, Madrid y Bilbao, restaba Galicia y Asturias para completar su implantación, por ello gran parte del colectivo, escuchamos las propuestas de este nuevo operador de transporte.

Y Así, llegamos a una primera reunión cuyo único y principal objetivo era la presentación de la empresa como tal operador logístico, ofreciéndome la posibilidad de incorporarme a un gigante del transporte que cuenta entre sus clientes a grandes firmas nacionales e internacionales ya sea de automoción, textil, alimentación, etc., prestando todo tipo de servicios de transporte, logística, intermodal, porta vehículos, y con sedes en España, Rumanía, México, Portugal Brasil, Francia o Marruecos.

Para ello me hacen entrega de un acuerdo de colaboración, así denominado por este operador, que definiría las condiciones de ejecución de la prestación de servicio de transporte entre las partes, o dicho de otro modo, concretaba la imposición de una serie de condiciones imposibles de asumir por mi parte, y entre ellas destaco las siguientes:

  • La modificación unilateral de precios por el operador bastando una simple comunicación por correo electrónico,
  • El compromiso de mantenimiento de medios técnicos y humanos aún en caso de averías, huelga, baja laboral de conductor, vacaciones, cuyo incumplimiento reportaría una indemnización a favor del operador de transporte penalizando al transportista en función del lucro cesante,
  • Un recargo adicional para el transportista en concepto de gastos de gestión por pérdida de mercancías,
  • La contratación de un seguro de mercancías seis veces superior al valor de lo transportado, la constitución de fianzas por combustible, peajes, y todo ello, unido a una reducción de tarifa de precios en más de un cuarenta por cien.

En fin, como dije al comienzo de mi intervención, tras cincuenta años realizando el mismo trabajo, conociendo nuestros consumos, costes fiscales y laborales, etc., la simple lectura de este acuerdo, no hacía más que confirmar el nefasto impacto que supondría aceptarlo. Firmar este acuerdo, con clara posición de dominio y abuso propuesto por este operador de transporte, solamente nos conduce a trabajar más y a pérdidas, comprometiendo la viabilidad económica de nuestras empresas, los puestos de trabajo de ellas dependientes, y por supuesto, a todo el sector del transporte de mercancías por carretera; motivo por el que entre el colectivo de transportistas de Coca Cola se decidiera convocar un paro en la prestación del servicio a principios de este mes de mayo, contando con el vital apoyo de Fernando Teijeiro, presidente de Fetram y Alberto Vila, gerente de Apetamcor, así como de las cooperativas de transporte de Galicia y personas anónimas que nos brindaron su ayuda incondicional y que aprovecho ahora para agradecer y decirles que con todos ellos, tenemos la deuda de responder, al menos, con el mismo apoyo por ellos mostrado.

No sé cómo deben eliminarse estas prácticas, o cual es el procedimiento que sería más eficaz, para ello me acompañan en esta mesa profesionales del sector, que seguro nos arrojarán alguna luz a este problema, pero lo que sí sé, es que amparados en las dificultades impuestas por la crisis económica sufrida, las empresas de transporte se han deslocalizado y contratado a personal de países del Este de Europa para realizar portes con un bajo coste laboral, y fiscal, esclavizando las condiciones de vida y trabajo de los conductores, con un afán de disminuir tarifas, compitiendo desleal y destructivamente, lo que conlleva a la inevitable desaparición de nuestras empresas que sí respetan los convenios y condiciones de trabajo.

Por último me resta decirle a todo el entramado político administrativo, desde el ministro competente o secretario de estado, hasta directores generales, e incluso también a las instituciones comunitarias, que ante este grave problema que acosa al sector, eliminando el tejido empresarial más vulnerable, como son autónomos y pequeñas empresas; deberían aportarnos el apoyo y la cobertura legal necesaria, adoptando las medidas que atajen esta competencia desleal, y estar a la altura de las circunstancias, pues de lo contrario estas empresas están avocadas al cierre.

A todos ellos, les pediría que no me entretengan con los temas de actualidad del sector, como son por ejemplo:

  • la competitividad de poder transportar 44 toneladas,
  • el nuevo proyecto de ley de carreteras del Ministerio que recoge la necesidad de facilitar aparcamientos para camiones,
  • o la obligatoriedad o no del uso de autopistas y su porcentaje de bonificación.

Que sí, son importantes y los valoro positivamente aunque de modo secundario, pues sinceramente, les aseguro, que el verdadero problema para todos aquellos pequeños empresarios del sector sobre los que planea la sombra de un operador logístico, que pretende en el mejor de los casos arruinar nuestro modo de vida; constituye aquello que realmente nos mantiene en vilo, y a lo que el gobierno deber prestar toda su atención, porque nuestro verdadero problema es garantizar la subsistencia como empresa.

VN:F [1.9.8_1114]
Puntuación: 0.0/5 (0 votos)
Compartir
  • Print
  • Facebook
  • del.icio.us
  • Twitter
  • Google Bookmarks

2 Respostas a O dumping social centrou as Xornadas Técnicas de Nortrans

  1. Enviado por anxo o 14 de Xullo de 2015 ás 11:56

    Bueno, bien. Hablamos de la deslocalizacion de empresas y la contratacion de mano de obra de los paises del este. Pero si los primeros en hacer esto fueron autonomos y empresas españolas que cambiaron su sede a Portugal para evadir impuesto, y desde cuando no se revisa el convenio del transporte en Galicia? Con salario base de mi…da. Empecemosa barrer en casa y luego miremos al vecino. Por un convenio digno y a nivel nacional, para evitar competencia desleal dentro del mismo pais. Para que las empresas tengan los mismos costos en Euskadi como en Galicia. Por ahí es por donde tendrian que empezar. Pero todos estamos a lo mismo. PESETEROS!!!!

  2. Enviado por Hebergement web o 22 de Agosto de 2016 ás 22:09

    Porem, o capitalismo financeiro que norteia as acoes de recursos humanos do reu e inspira a reiteracao de descumprimento da legislacao trabalhista constitui dumping social trabalhista, que precariza os direitos dos trabalhadores e impinge um retrocesso social ao estimular a repeticao da pratica por seus concorrentes.

Deixe unha resposta

O seu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

*

Notificarme os novos comentarios por e-mail. Tamén podes suscribirte sen comentar.